Si la materia prima es muy buena y los procesos de obtención son los adecuados, el producto final será rico en sabor y propiedades.


En el caso de los vegetales, que crezcan libres de sustancias químicas, sólo con abonos orgánicos, buenas tierras y aguas de manantial o de pozo. 


Y en el caso de los productos de origen animal, con control de la genética y la alimentación, el transporte, la conservación y suelaboración.


Todo dentro de la más estricta y posible ecología y siempre minimizando los tiempos desde que abandonan el medio natural hasta que son consumidos.


A esta cultura la denominamos TRAZACALIDAD